Si como odontólogo ya tienes una cámara fotográfica, que tal un nuevo hobbie ?

Los hobbies son buenos para la salud: mente, cuerpo y alma; porque además de alejarte de la rutina te alegran la vida y te ponen nuevas metas.

Se nos ha vuelto un escenario muy común cuando orientamos a nuestros clientes sobre el tema de subir imágenes a su programa tocar el tema de sus cámaras. (Por supuesto tocando el tema de la compresión de imágenes al final del artículo dejaremos un vídeo con un programa muy útil para que puedan comprimir las imágenes). Y susodichos odontólogos/as están orgullosos de sus juguetes, algunos han hecho una inversión grande para tener el mejor “camarón” listo para la acción, pero de cientos de clientes con los que hemos charlado ninguno le ha sacado provecho ni dado otro uso a su juguete, y sin embargo a todos les gusta y apasiona:

LA FOTOGRAFÍA.

Hoy vamos a hablar de este tema apasionante: LAS FOTOS. No vamos a hablar de Fotografía Oral, de hecho nos gustaría que nos escribieras y nos contaras cómo lo haces y si te animas a que te grabemos un vídeo explicándonos lo que sabes; aquí vamos a hablar de la fotografía en general pues es aquí en donde vamos a encontrar un nuevo hobbie y en donde hemos visto que muchos odontólogos les parece un tema tabú y creen que no tienen tiempo para ello, por eso lo que vamos a hacer aquí es empujarte para que des tus primeros pasos, que estamos seguros nos lo agradecerás cuando veas tus propios resultados. NOTA: TODAS LAS IMÁGENES QUE APARECEN SON DE AUTORÍA PROPIA, ES DECIR LAS HICE YO MISMO PARA MOSTRAR EN ESTE ARTÍCULO.

Hay que aclarar que no estamos apuntando a ser fotógrafos profesionales, pero con solo unos cuantos tips, nociones básicas, algunos ejemplos que te ayuden a desarrollar ese buen gusto en las imágenes, entonces cada vez que captures aquellos momentos importantes e irrepetibles en tu vida tus fotos se verán increíbles. Supongo que te podrás identificar con el siguiente cuadro imaginario: sales de paseo con tus amigos, familiares; y sacan sus móviles para tomarse fotos, y en el mismo lugar, la misma hora y con la misma gente algunas fotos de estos improvisados fotógrafos resaltan más que las otras. Como se dice popularmente en sudamérica: “el asunto no es de flecha, sino de indio”. Pero tranquilo/a que todos hemos estado ahí, de hecho esto el primer parámetro que tenemos para saber que nuestras fotos necesitan de un “algo” para estar a la altura de otras fotos.

Llegado el momento de la verdad, una vez superamos el trauma que nos genera no tener esa vena artística para las fotos, finalmente decidiremos poner manos en el asunto y mejorar (porque es nuestro derecho universal que evolucionemos) y lo primero que te preguntarás es: ¿Y cómo las voy a mejorar? Pues vamos a desmitificar que dependa de la cámara (osea la flecha); puedes tomar excelentes fotos con tu móvil e incluso te pueden comprar esas fotos en un mercado digital (yo soy fiel testimonio de ello) así que el asunto no es de la cámara, desde luego tenemos más opciones con una cámara profesional (como la que debes tener en tu consultorio bien guardada en su caja para que no se ensucie); pero OJO, no es necesario que saques ahora mismo esa cámara; lo primero que debes aprender es a encuadrar, y para esto puedes empezar con tu móvil, así que por ahora deja ese juguete guardado, ya vendrán esos días en que no la vas a soltar y la llevarás a todos lados contigo, así que paciencia pequeño saltamontes.

Empezaré por enumerare los puntos en los que debemos comenzar a practicar, y luego dejaré una pequeña pero selecta lista de artículos mucho más profesionales para complementar. Ten en cuenta el camino que vas a emprender; debes saber que son 3 áreas en las que vas a trabajar y que cada una tiene de por si su grado de complejidad y su buen tiempo para ser dominada:

PRIMERO vas a aprender a encuadrar y hacer las fotos con sentido común; desde unos ángulos agradables, armoniosos y divertidos, desarrollarás esa parte de creatividad que tienes ahí.
SEGUNDO vas a tener que conocer tu cámara, el alcance y llevarla a los límites, y aún así seguir haciendo fotos, manejando cada uno de sus parámetros y experimentando.
TERCERO aprenderás a editar las imágenes ya realizadas para darles mucha más vida, impregnar tu toque artístico y hacerlas ver como las imaginaste en tu cabeza.

1. Querer es poder

Esta es la regla para todo, así que la aplicaremos también para el tema de tomar fotos, nada te impide que empieces tu curso autodidacta para convertirte en un mejor fotógrafo usando tu teléfono móvil o tu cámara profesional, dispones de tu tiempo, los resultados los vas a valorar tú mismo, y por ende la motivación solo puede venir de tí. Lo que yo si te puedo asegurar es que siguiendo los tips que verás a continuación cada vez que tomes una foto las vas a ver mejor y seguramente los que vean tu trabajo van a apreciar lo mismo, pero que tanto van a mejorar tus fotos y en que tiempo será, eso solo depende de tí. Solo te pido tener en cuenta las siguientes palabras (útiles para todo en la vida):

• PERSISTENCIA,
• PACIENCIA,
• CURIOSIDAD,
• ENTENDER QUE NO ESTÁS EN UNA COMPETENCIA, y sobre todo
• DISFRUTAR EL PROCESO DE AQUÍ EN ADELANTE.

2. Conocer tu Cámara

Primero vamos a conocer lo básico, existen más elementos, pero estos tres iniciales son los que mandan la parada: ISO, OBTURACIÓN y DIAFRAGMA.
Con un ejemplo bastante sencillo y superficial trataré de hacerte comprender de lo que estamos hablando:
El DIAFRAGMA es la abertura por el que entra la luz, mientras más cerrada la tengas significa que va a enfocar un elemento y desenfocará el resto y mientras más abierta la tengas significa que va a enfocar más elementos de la foto. (elementos son las diferentes cosas, personas, animales, montañas, edificios, etc que aparecerán en la foto).
La OBTURACIÓN es el tiempo que se está haciendo la foto, a más tiempo puedes capturar un paisaje muy bonito, a menos tiempo puedes capturar un ave que emprende el vuelo, es decir congelar e inmortalizar su posición.
El ISO es la sensibilidad (a la luz) que va a tener el sensor, ajustar a más sensibilidad por ejemplo cuando es de noche, y debes ajustar menor sensibilidad cuando es de día.

Suena fácil ? ahora juega con los tres al mismo tiempo
Por ejemplo si quieres enfocar un elemento como un bebé y quieres que lo que está detrás salga desenfocado para que se vea perfecto el bebé, una foto que quedará muy bonita por cierto ;), entonces cierras el diafragma, pero al cerrarlo va a entrar menos luz al sensor, entonces ¿que debes hacer ? aumentar un poco el ISO para solucionar el problema.
Ahora compliquémoslo un poquito: el bebe se mueve mucho, cuando quieres admirar las fotos ves que sus manos y su cara salen borrosas porque estaban en movimiento, entonces ¿qué haces? disminuyes el tiempo de OBTURACIÓN, así lo congelas y no se ve que se esté moviendo, entonces nuevamente aumentas el ISO, si no lo haces sucede que al disminuir el tiempo de OBTURACIÓN estará entrando por menos tiempo la luz por el sensor y la foto saldrá oscura.
Pero ahora, te das cuenta que la foto se ve como granulada, entonces sus ojitos azules ya no se notan tan nítidos; es porque si aumentas mucho el ISO puede pasar eso, se llama el efecto de grano.
TODO esto tiene su solución, no te agobies, solo es un pequeño ejemplo de todo por lo que tendrás que atravesar para poderlo dominar, pero tanto en el camino como cuando ya lo domines sabrás que habrá valido la pena.

Ahora bien, ya sea que estemos hablando de teléfonos móviles o de ese camarón que con tanto orgullo hablas de él, te voy a hablar muy superficialmente de sus diferencias:

1. El teléfono móvil cuenta con una portabilidad innata, lo llevas para todos lados, no te pesa, lo usas para hablar, chatear, leer y escribir; así que este mismo será tu mano derecha en todo momento; aquí sabemos que hasta este punto la calidad de la imagen que se generen no será superior a la de una cámara profesional, pero tampoco hay que humillar ehhh, porque la tecnología a avanzado mucho y hasta los teléfonos de gama media ya tienen lo suyo para sacar imágenes muy decentes, y los de gama superior hasta sacan el RAW que es el negativo de la foto con el que puedes terminar editando mucho más cómodo y con más alcance.
2. Ahora hablemos de las profesionales: tenemos las réflex y las mirrorless (mis favoritas); no solo el sensor suele ser de mejor calidad, poseen LOS LENTES que son de mejor construcción, es decir mejor definición, y puedes cambiarlos para cada ocasión, cada uno se especializa en cierto tipo de imágenes, entre otras cosas que más adelante las mencionaremos.

Entre las principales diferencias es que en los teléfonos móviles puedes modificar manualmente los valores de ISO y OBTURACIÓN (claro unos márgenes pequeños), por ejemplo te dejan seleccionar para el ISO entre 100 a 800, mientras que en una cámara profesional puedes modificar el ISO entre 50 hasta 32.000 o mucho más algunos modelos. Otro ejemplo puede ser OBTURACIÓN que en los móviles te dejan seleccionar entre 0.5 de segundo hasta 10 segundos y en las cámaras profesionales desde 0.0008 de segundo hasta infinito (puede ser 30 minutos). Pero en el tema de DIAFRAGMA ahí si no puedes hacer nada con tu móvil, porque trae un diafragma ya establecido que no se puede mover, mientras que en las cámaras profesionales tienes muchas variedades que además dependen del LENTE.
Otro factor a tener en cuenta es el famoso ZOOM, los móviles lo que hacen es un ZOOM DIGITAL es decir con procesamiento de software lo que hacen es disminuir la imagen para que de la impresión de que ahora se ve más grande en la pantalla, es un ZOOM falso; mientras que las cámaras profesionales si tienen ZOOM verdadero y puedes acercar el elemento ajustando el lente y la imagen no va a ser más pequeña ni perderá nitidez ni definición.
Entonces, como ves la diferencias entre el móvil y una cámara profesional no debería afectarte por ahora ya que lo que tienes que aprender es a encuadrar (y a tener buen gusto para hacer una foto), una vez hayas aprendido esto tu mismo vas a ir notando las limitaciones de tu móvil y entonces ahí será cuando saques de su caja esa cámara profesional.
Básicamente lo que debes conocer de tu dispositivo es tanto leer la documentación con la que viene, buscar un poco más en internet acerca del modelo en particular, y luego manos a la obra, tomar fotos y conocer cómo se comporta en diferentes circunstancias: enfocando de cerca, de lejos, con luz de mañana, de medio día y de atardecer, incluso de noche, con objetos en movimientos y objetos estáticos, con personas, etc. Si hablamos de fotografía con el móvil una de las primeras reglas que vas a memorizarte es: tus fotos saldrán mejor si sostienes el aparato con las dos manos y evitar a toda costa que tiemble la mano (solo con este pequeño tip seguramente ya vas a notar mejora en tus fotos realizadas con el móvil).

3. La práctica hace al maestro

Este es sin duda una de las tareas en las que te vas a divertir mucho. Mucha gente se pregunta ¿Pero y con qué practico? La respuesta es con todo lo que tengas a tu alrededor, ¿tienes mascota? ahí está tu primer ayudante, tu fiel modelo para las fotos, ¿tienes bebes, niños? tienes tus segundos colaboradores, ¿tienes una vista maravillosa desde la ventana?, ¿Vas caminado por la calle?, ¿Estás en un evento?, ¿Estás solo o acompañado?, ¿Ves edificios a tu alrededor?, ¿Estás en un parque y ves árboles, plantas, naturaleza?, ¿Tienes objetos que piensas que se verían muy bien retratados en una foto? Como ves no hay excusa alguna, en lo más sencillo, simple y cotidiano de tu vida vas a encontrar siempre algo que retratar. Como anécdota cuando te empiezas a volver experto por ejemplo en tomar fotos de edificios, a veces vas caminando por la calle y ves algo que te gustaría capturar, yo sé, lo incómodo de regresar unos pasos y sacar el teléfono o la cámara y empezar a hacer las poses raras para acomodarte y tomar ese ángulo que tanto quieres ver como va a terminar quedando en la pantalla de tu dispositivo, que te sientas incómodo (o ridículo) por lo que va a pensar la gente alrededor que te ve en esas, pero adivina, ¿qué? si no vences ese obstáculo no podrás avanzar en tu nuevo hobbie. Si se trata de fotografiar personas, trata de no incomodarlas o de ser inoportuno, podrías ganarte un problema con el modelo de la foto después. Y por supuesto no falta decirte que tengas cuidado en esos momentos por si hay amigos de lo ajeno cerca y aprovechen un descuido para quitarte algo, como la cámara ó el móvil.
Para hacerlo todavía más agradable, reúnete constantemente con quienes tengan este mismo hobbie, así resultará más divertido y avanzarás más rápido compartiendo tus conocimientos y adquiriendo nuevos con otros fotógrafos, organiza salidas, coloca una temática; cuando salen en grupo a montar en bicicleta o a hacer deporte, y no olvides invitarme a esas salidas 🙂

4. Usar Editores de Fotos

Una gran ventaja es que después de tomar una buena foto, puedes mejorarla aún mucho más aplicándole filtros y efectos que traen los editores de fotos.
Si hablamos del móvil a lo mejor ya conoces esos filtros que trae instagram, pero me refiero a tener más control sobre la modificación de las fotos: por ejemplo prueba SNAPSEED (al principio te demorarás como 15 minutos por cada foto mientras pruebas todas las opciones de filtro y las mezclas y vas conociendo su comportamiento, en el punto 10 te dejo un link de ejemplo) ya puedes jugar con los colores, con los enfoques (y hacer efectos de borroso en algunas partes de la foto), con las tonalidades, blanco y negro, arreglar fotos de autoretratos y quitar arrugas, recortar la imagen, girarla, inclinarla, ponerle efectos de que es foto vieja, colocarle marcos, etc. Se curioso y conoce a fondo los efectos que puedes hacer.
Si hablamos de cámaras profesionales, Lightroom, photoshop y los límites desaparecen, y la aprovecharás mucho mejor si utilizas los RAW (los negativos), aquí es donde puedes hacer verdaderas obras de arte y el límite es tu imaginación; aquí la curva de aprendizaje va a ser más grande pero los resultados también. Como consejo yo empecé mirado tutoriales en youtube, por ejemplo para mejorar las pieles en las fotos, para mejorar la fotografía nocturna, la de paisajes, etc, y durante cierto tiempo editaba apenas lo básico, pero cuando ya lo dominas empiezas a jugar con el resto y ahí es donde empiezas a definir tu toque artístico 😉

5. Ver el trabajo de otros

Si hablamos de ver el trabajo de fotógrafos con más experiencia o en su defecto profesionales propiamente dicho, vas a encontrar que es la parte inspiradora, porque además de llenarte de ideas, de imaginarte cómo se les ocurrió aquella toma, de ver que de algo muy sencillo sacan una joya de arte, y de admirar el trabajo de otros en si, también te van enseñando, enseñando puntos de vista para que apliques en tus fotos, vas aprendiendo enfoques, colores, efectos, como jugar con las luces y sombras, pronto te familiarizarás con temas como rangos dinámicos altos, etc. Poco a poco se te va volviendo natural así que cuando empieces a ver fotos de tus conocidos de siempre que no son expertos en fotografía ya empezarás a notar la diferencia (pero nunca te pongas a criticarles, te haces un daño a ti mismo, además recuerda que como todos, nosotros estábamos antes en ese mundo de la fotografía simplona y sin gracia).

6. Compartir el progreso

Podemos hacer buen uso de nuestras redes sociales y además conocer unas especializadas en aquello. Primer consejo, no aburras a tu audiencia subiendo todas las fotos, ni llenándola siempre de lo mismo, si el día de hoy pudiste tomar 6 fotos buenas y has aplicado efectos buenos, escoge solo una para compartir, de lo contrario se va a distorsionar lo que los demás podrán captar, además créeme te haces un favor al volverte autocrítico y escoger solo una de entre las que has tomado, y aunque te gusten muchísimo tres, el hecho de subir solo una te va a entrenar mejor el ojo y tus siguientes fotos serán mejores.

7. Empezar a conocer lo básico de la fotografía

Para cuando hayas empezado a practicar las anteriores sugerencias, seguro ya te entrarán ganas de conocer los temas básicos de la fotografía; como la regla de los tercios, la regla del horizonte, la regla de la mirada, la regla de profundidad, la regla de la luz, la regla del encuadre, la regla de las líneas, la regla de las curvas, etc, etc, etc. Pienso que es muy útil conocer todo esto y practicarlas desde el principio sobre todo para estructurarte un poco más, aquí es donde adquieres el buen gusto al hacer una foto; pero siempre recuerda, “Son consejos muy útiles” más NO son obligatoriedad; algo que vas a empezar a notar es que cuando practiques tus fotos y empieces a comparar tu trabajo con los profesionales observarás después de algún tiempo que cada persona impone su toque personal, algo que se vuelve un patrón en la mayoría de sus fotos. Más adelante en los links que te dejo vas a encontrar información muy básica pero útil de los conceptos básicos de la fotografía, ya depende de ti buscar más información en internet o en su defecto apuntarte a un curso que tengas a la mano si quieres profundizar más en este tema.

8. Recomendaciones de redes

Todos tenemos Facebook, puedes empezar por crear una carpeta que la llames “Fotografías” y vas colocando ahí tu trabajo, de esta manera verás tu evolución con el tiempo, pero seguro también habrás escuchado, o incluso ya dispones de cuenta en redes como: Flickr, 500px, Instagram, Pinterest, Google+, etc, (por citar las más conocidas) hay una que me ha encantado muchísimo y realmente fue la que me motivó a mejorar mi fotografía, se llama EyeEm y la puedes descargar en tu celular, es una comunidad de amantes de la fotografía que tiene la particularidad de hacer concursos y todos participan. Por supuesto participas con miembros de todo el planeta e incluso diría que con fotógrafos profesionales, y eso es lo interesante del tema, aprendes muchísimo observando el trabajo de otros, y además puedes tener la suerte de que profesionales entren y digan que les agrada tu fotografía (porque estoy seguro que para este punto ya estarás siendo un/a mejor fotógrafo/a), y como si fuera poco, algunos de sus concursos tiene premios muy interesantes como viajes a europa para dos personas, cámaras profesionales (de las que valen como 5.000 USD), dinero en efectivo, reconocimiento en revistas especializadas de la comunidad de fotógrafos, entre otras cosas, pero pienso que el mayor premio que vas a ganar es ver una mejora notable en la calidad de tus fotos por tratar de igualar el estándar de los demás participantes. Hay concursos cada semana, por ejemplo el concurso de “Fotografía lo cotidiano de tu actividad”, “fotografía expresiones humanas”, “Fotografía cosas que tengan que ver con la lluvia”, “fotografía edificios viejos” etc, etc, etc.
En las otras redes tienes la oportunidad de organizar tus fotos por temática, además de conocer el trabajo de otros, puedes colocarle tags a tus fotos y luego buscar por el mismo tag otras imágenes para obtener ideas. Muy importante: No olvides guardar un respaldo de tus fotos, nunca se sabe que pueda pasar. Y por último en este tema en las redes como Eyeem, 500px, como otras puedes autorizar para que tus fotos sean exhibidas en el mercado digital, lo que significa que pueden ser vendidas y si tu foto es original, tiene un excelente ángulo, fue tomada en el lugar y a la hora indicada de seguro vas a poder venderla, pero mi consejo es No hacerse a la idea de que te las van a comprar, lo más importante es divertirte en el camino, sentirte orgulloso de ti mismo cuando veas tus avances y las ventas vendrán por añadidura más que no sea este el «leit motive» porque te decepcionarías, recuerda que estarías compitiendo con muchísima gente y con más experiencia.

9. Hacerte a un mejor dispositivo

Seguramente cuando pase el tiempo y exprimas al máximo tu creatividad con la simple cámara de tu smartphone, ya estarás listo para un siguiente paso, sacar tu cámara profesional, si no la tienes entonces están por ejemplo las semiprofesionales, las profesionales, investiga bien por internet y asesórate bien antes de adquirir una cámara porque ese pequeño aparatico va a hacer que disfrutes mucho más este hobbie y va a ser tu compañero por mucho tiempo. De todo lo que hemos hablado aquí también puedes aplicar algo para los vídeos que haces, seguro saldrán mejor y además apuesto a que te sorprenderás con efectos como la cámara lenta, y otros.

10. Material de Primera con los Trucos y Tips

El siguiente es el material que con mucho cariño comparto, he recopilado algunos artículos, breves pero contundentes acerca del tema, en ellos encontrarás aspectos más técnicos como cuándo se debe hacer uso del flash, las distancias, también lo que hay que tener en cuenta al hacer Zoom o macrofotografía, etc, los comparto contigo y por supuesto si llegas a conocer alguno y nos lo quieres recomendar solo escríbenos que con gusto lo anexaremos, para que sea una guía más en nuestra comunidad creciente de “odontólogos con el hobbie de la fotógrafía casual”. Mi recomendación es que los leas todos, son cortos, breves pero las información del uno complementa lo del otro y después de haberlos leído tendrás una muy buena visión, y por supuesto, que si algún tema queda poco entendible puedes tú mismo buscar por internet el complemento para entenderlo mejor.  Vas a encontrar también un curso muy grande y extenso son 41 vídeos, pero si tienes la disciplina de verlo al menos dos por semana seguro vas a entenderlo todo y podrás hablar con un fotógrafo profesional de tú a tú además de que habrás hecho un curso virtual con gente muy profesional que te regala sus consejos y conocimiento. Los artículos son los siguientes:

11. Conclusiones

Esta es la parte de la despedida, solo podemos desde ya desearte mucha suerte y felicitarte por este nuevo y apasionante hobbie. Cuando hayas leído los temas sugeridos (links) y practicado muchísimo compartirás junto con nosotros que antes estábamos desperdiciando la posibilidad de hacer unas muy buenas fotos en eventos y reuniones que no volverán a repetirse, pero que ya no importa porque a partir de ahora tus nuevas fotos van a quedar como joyas de arte y seguramente vas a despertar la curiosidad y hasta envidia de tus conocidos, así que no olvides transmitirle tus apreciaciones y cultivar en ellos el espíritu y la pasión por la fotografía y la investigación por internet.

Hasta la próxima!. Atte: Powered by SuWebJK

P.D.: el vídeo prometido:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *